Crowd of small symbolic 3d figures, isolated

El trabajo más productivo sale de las manos de una persona contenta” Victor Panchet

Los empresarios quieren que su empresa sea más rentable y por eso necesitan que sus empleados sean más productivos. Y las personas son más productivas cuando son felices.
Si el grado de felicidad de su empresa no es el adecuado entonces hay que hacer cambios.
Un coach externo puede ayudar a crear felicidad laboral en su empresa y a implementar los cambios necesarios como pueden ser:
Construir entornos laborables agradables: es importante que el entorno sea adecuado, que los lugares de trabajo estén limpios y ordenados, donde sea fácil encontrar las herramientas necesarias, donde la movilidad sea optima, donde nos podamos mover por el camino más corto y sin obstáculos. Donde las condiciones de luz y ruidos sean las adecuadas para podernos concentrar y para nuestra salud.

Fomentar la autonomía de los trabajadores: dar responsabilidad a los colaboradores y delegar. Potenciar la toma de decisiones y ofrecer las herramientas para resolver problemas de manera efectiva. Enseñar a cualquier persona dentro de la empresa, desde supervisores a operarios a que sean capaces de resolver problemas dentro de su área de trabajo y encontrar las soluciones adecuadas, porque quien mejor conoce el lugar de trabajo y las posibles mejoras es la persona que lo está haciendo.

Eliminar comentarios negativos, críticas y culpas: crear una cultura donde los errores humanos se traten de manera objetiva, con la colaboración de todos los colegas. Los errores no están causados por las personas sino por el sistema o los procesos mal diseñados. Si no hay culpa, no hay miedo y la productividad crece.

Respetar las diferencias entre las personas: Los equipos formados por personas diferentes, con diferentes opiniones potencian la creatividad y la innovación. La diferencia es una riqueza que aumenta el poder del equipo.

Escuchar a los trabajadores: Saber que necesita cada persona en su lugar de trabajo, facilitando lo necesario para que puedan conseguir lo que desean. Siendo empático con los colegas y entendiendo la realidad de cada persona.

Facilitar la conciliación entre la vida personal y laboral: Dando espacio para el cuidado de la familia, el ocio y las actividades personales.

Incrementar las ayudas sociales: seguros médicos, guarderías en los lugares de trabajo, servicios de comedor, servicios de transporte, ayudas a entidades locales.

Fomentar un cambio de cultura: incrementar acciones que muestren los valores de respeto y gratitud, reconocimiento público y privado del trabajo bien hecho, planes de incentivos claros y equitativos, programas para aprender y desarrollarse dentro de la empresa, crear oportunidades de promoción y crecimiento.

En definitiva, los empresarios tienen que aprender a dar menos respuestas y a hacer más preguntas, a escuchar y volver a preguntar:
¿En qué te puedo ayudar para mejorar tu trabajo? ¿Qué problemas has tenido hoy? ¿Qué necesitas para solucionarlos? ¿Y qué más?
annacarrecoach.com